Aprendizaje Autónomo

En los últimos años se ha visto mucho en las escuelas públicas y privadas como los métodos de estudios han cambiado y se han adaptado a las necesidades actuales.

¿Qué es el aprendizaje autónomo?

Este cambio lleva a que las instituciones académicas y profesores pongan en práctica nuevas conductas que terminen favoreciendo el aprendizaje de los alumnos.

La gran diferencia del ahora al de hace un par de décadas es que se están enfocando más hacia el aprendizaje autónomo en lugar de ser un aprendizaje dependiendo del profesor. Esto resulta una gran ventaja a para los estudiantes, puesto que los convierte en personas más dependientes de sí mismo.

El aprendizaje autónomo está definido como la solución que la persona consigue ante un problema cualquier por los medios propios y con base al conocimiento y las habilidades que este posee.

Es decir, que el aprendizaje por este método dependerá única y exclusivamente lo que haga y no haga la persona para aprender.

La importancia de un tutor para el aprendizaje autónomo

Gracias a la tecnología que existe hoy en día, cada vez es mayor el número de personas, estudiantes y niños que se benefician de esto y logran realizar cualquier tipo de actividad y asignación que tenga de manera efectiva.Aprendizaje Autónomo

Pero a pesar de las múltiples herramientas tecnológicas que existen hoy en día, los tutores y profesores siguen siendo la herramienta más efectiva e importante que cualquier persona puede tener.

La razón es porque es gracias a ello que el aprendizaje de una persona puede ir por el camino correcto y seguir una estructura ya planificada. Y con base a esta planificación, la persona o estudiante puede basar sus estudios para aprender cosas nuevas con base a lo que se le ha proporcionado.

Mientras se tenga un maestro o tutor, el estudiante podrá aprender técnicas de aprendizaje, medios para poder tener autocontrol, mejorar su comprensión y toma de decisiones.

Es así pues, como estos grandes profesionales tienen la capacidad de ayudar a cualquier persona a desarrollar nuevas habilidades y fortalecer las que ya se tienen.

El estudiante trabaja por sus propios objetivos

Con ayuda del profesor, es el propio estudiante que a medida va aprendiendo nuevos métodos, formas de estudios y habilidades para el aprendizaje, que comprender cómo desenvolverse en múltiples entornos.

Por ejemplo, un estudiante que se encuentra en un gimnasio, saber que tienes que hacer ejercicio.

Es decir, sabe que tiene que correr, saltar y hacer aquello que el profesor indique. Ahora bien, en este tipo de situaciones hay una experimentación constante con lo que hay alrededor.

En momentos como estos, es cuando se pone en acción la capacidad de descifrar y comprender la actividad que se está haciendo. Esto es un proceso necesario para que el individuo pueda culminar su trabajo o la actividad que está haciendo.

La autonomía del alumno

Esto es sencillo de entender, todo alumno o estudiante tiene que asumir responsabilidades sobre aquello que están aprendiendo. Es decir, son ellos los que deciden qué quieren aprender, cómo lo quieren hacer, de qué manera y cuándo. Todo esto se basa en las necesidades de la propia persona.

Principios del aprendizaje autónomo

Aquellos principios que toda persona necesita para lograr aprender algo se basan en:

  • Debe existir una participación en el proceso de aprendizaje.
  • Tiene que haber múltiples opciones.
  • Debe existir la posibilidad de decisiones en función de las opciones y oportunidades.
  • Los estudiantes tienen que ser apoyados en las decisiones que tomen.
  • Además de esto, tiene que haber algunos puntos importantes que se tienen que considerar en todo momento.

Estos son:

  • La persona que es tutor, se convierte en facilitador.
  • Todo tutor tiene que garantizar los principios del conocimiento.
  • Tiene que haber un impulso por parte de los tutores hacia los estudiantes para que estos puedan cumplir sus labores.

Este tipo de aprendizaje es muy beneficioso ya que les permite a los estudiantes comprender mejor sus capacidades y habilidades que de alguna u otra manera podrán servirles para hacerle frente cualquier situación que se les presente.

No importa si se trata del ámbito social, profesional, económico, cultural o familiar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *